Ficha paleontológica: Brontosaurus

jwgyrosphere

Seguimos con Brontosaurus, un clásico de la paleontología con una historia bastante peculiar. Ya que desde hace casi un siglo y mientras alcanzó su renombre mundial resulta que era una especie inválida. Aunque parece que estudios recientes le vuelven a poner en escena un siglo después.

Apatosaurus_scale_mmartyniuk_wiki

Imagen original de Matt Martyniuk

Género y Especie: Brontosaurus excelsus
Otras especies: Brontosaurus parvus, Brontosaurus yahnahpin. Son discutidas por afinidad filogenética. Brontosaurus excelsus y Brontosaurus parvus por ejemplo pudieran ser sinonimizados A. excelsus o A. parvus si no se consideran géneros distintos.
Grupo: Sauropoda, Diplodocoidea
Edad: Jurásico Superior (125 millones de años)
Rango paleobiogeográfico: Laurasia, en la actual zona NW de Estados Unidos.

 

Características
Brontosaurus es un saurópodo y comparte el cuello largo, extremidades columnares y cola larga que ya vimos con Apatosaurus. Además como miembro de los diplodocoides, cuenta con espinas neurales bifurcadas elevadas en todas las vértebras, con algunos caracteres que lo diferencian de su género hermano Apatosaurus.. Con lo cual todo el cuello contaría con unas vértebras con una especie de “doble espina”.

Brontosaurus_infographic_NoText_HRes

Algunas características e historia de los avances en el estudio de Brontosaurus y Apatosaurus. Por Tschopp y colaboradores (2015)

 

 

 

La especie tipo contaba con un esqueleto bastante completo y de grandes dimensiones. Esto permitió acuñar el término “Lagarto trueno” del que procede su nombre.
No obstante sus andanzas duraron poco, ya que una revisión de Riggs en 1903 lo convirtió en una especie de Apatosaurus. Técnicamente no se conoce su cráneo, pero se estima que junto con Apatosaurus y Diplodocus, tendrían un cráneo alargado y dientes aciculares.
Aunque su nombre impresiones, es técnicamente 10 toneladas menos pesado y ligeramente más pequeño que Apatosaurus.

Yale_brontosaurus

Montaje del Brontosaurus en el Yale Peabody Museum

Un poco de historia

Como se mencionó en la entrada sobre Apatosaurus, Marsh, en plena guerra de los huesos con Cope describió rápidamente el nuevo género basándose en el ejemplar casi completo de Como Bluff. Lo comparó con Apatosaurus, del que se tenía un ejemplar juvenil. Y en virtud a la diferencia de tamaño además le apodó con tan notable nombre. Pero pronto sería la primera baja de una guerra de descripciones apresuradas por nombrar más taxones entre Marsh y Cope. Riggs en 1903 revisando el material, determinó que sencillamente era otra especie más de Apatosaurus, no un género distinto. Y así de curiosa anécdota paleontológica, de una especie que es sinonimizada, a una batalla que llega a nuestros días puesto que Brontosaurus seguió creciendo en popularidad y reconocimiento en la divulgación hasta nuestros días, mientras que realmente era Apatosaurus.

800px-Brontosaurus_skeleton_1880s

Recontrucción original de Brontosaurus por Marsh en 1880. El cráneo está malinterpretado y era realmente de Brachiosaurus.

Pese a que llevaba invalidado más de un siglo, es uno de los pesos pesados de la paleotología de dinosaurios en la cultura popular. Un nombre que ha calado en el público, pese hasta que estudios recientes han parecido desenterrar este taxón de los anales de la historia paleontológica.
Hoy en día no se conoce un cráneo completo asignado a Brontosaurus. Y ha sido un tema de debate complejo por ejemplo a principios del siglo XX cuando se encontraron cráneos de otros diplodocoideos. El paleontólogo Osborn y su colega Holland fueron, de más a menos, bastante reticentes a montar un cráneo que no se conocía con seguridad. Aunque podrían haber hecho montajes algo conservadores. Quienes sí se atrevieron fueron los conservadores del Yale Peabody Museum, en un cráneo completamente incorrécto que dio lugar a debates innecesarios como la presencia de una probóscide elefantina en el rostro.

Yale_Peabody_Apatosaurus_skull_sculpt

El cráneo esculpido para el Yale Peabody Museum a principios del siglo XX. Hoy al menos sabemos que estaba completamente errado.

Es esperable que estudios recientes sobre las relaciones de parentesco en diplodocoides, que vuelven a revivir a Brontosaurus, hayan sido acogidos masivamente por la prensa y las redes se hayan inundado de artículos sobre el mismo.
Estudios recientes de las relaciones de parentesco de este grupo parecen haber devuelto a la vida (ahora sí con pruebas científicas) a Brontosaurus. Parece que aunque pocas, tendría algunas diferencias que pueden discutirse como un género aparte al de Apatosaurus. Esto fue recogido hace relativamente poco y de forma masiva por la prensa y haya inundado las redes sociales.
Así que parece que podemos al menos concederle un margen de confianza. Brontosaurus ha regresado. ¡Y justo a unas semanas del regreso de Jurassic World para más coincidencia!

 

———
Textos citados:
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s